Perderte por Salesas

Compártelo

Calle Justiniano-Salesas

¿Por dónde empezar?

La calle Justiniano


Empezamos nuestro paseo por la historia de las calles del barrio de Salesas, por la que tal vez sea la calle más corta del barrio. Sólo tiene una manzana y no va a ningún sitio. Seguro que es una de las calles más tranquilas de todo el distrito centro. A pesar de ello, cuenta con un comercio muy especial que le otorga un carácter ni elitista ni simplemente bohemio, sino todo lo contrario.


La calle va desde Santa Teresa hasta Orellana y se abrió probablemente siguiendo uno de los caminos que cruzaban, para su servicio, las huertas del convento de Santa Teresa, desamortizado en 1869. Los edificios que la recorren son todos de la década de 1880, como atestiguan las forjas de los balcones y algún portal que lo reseña. Para encontrarla tenemos que pensar en el andén nueve y tres cuartos de Harry Potter, y caminando de Argensola a Campoamor, ambas paralelas a Justiniano, puede que mágicamente encontremos esta bonita calle.

Justiniano fue emperador de Bizancio desde el 527 hasta el 565 y recuperó para el imperio romano partes de Italia, de África y de Hispania. A pesar de haber sido Impulsor de la construcción de la catedral de santa Sofía en Constantinopla, sin embargo, es más recordado por haber ordenado la compilación del Derecho Romano en el “Corpus Iuris Civilis”, base del Derecho civil de casi todo occidente. El nombrar esta calle en honor al emperador-jurista, parece que tiene que ver con la dedicación del cercano convento de las Salesas como Palacio de Justicia a partir de 1870. Tampoco es mucha calle para la importancia de Justiniano en la historia, pero por lo menos, es una calle muy especial.


Calle del barrio Salesas            Calle Salesas


En su acera izquierda, tras el acceso al magnífico y recoleto restaurante “Barrutia y el nueve”, se encuentra “Il Coc”, tienda señera dedicada a la decoración, listas de boda, cristalerías y otros caprichos muy bien escogidos. A continuación, “Prima Portia” ofrece otro estilo de decoración y regalos traídos desde el norte de Europa e Italia, originales y únicos, pero a precios muy razonables. Continuando por la misma acera y tras la productora de cine y TV “Virtual Contenidos”, se encuentra la famosa Galería de Arte “Estampa” donde se puede encontrar lo mejor de la “Nueva Figuración” desde 1978. Frente a “Estampa” se encuentra “Coll & Cortés”, una magnífica galería de “Fine Arts” dedicada sobre todo al Barroco cuyas esculturas, pinturas y publicaciones son famosas en toda Europa. Más al norte en la misma acera, se encuentra la Boutique principal de “We don’t kill animals” un concepto de moda chic y muy trendy, respetando la naturaleza. Un poco más allá de esa flamante propuesta fashion, se encuentra “Depapel”, posiblemente la mejor papelería especializada de Madrid, fundada en 1984 y templo del diseño y la singularidad de todo lo que existe en papel. Volviendo a cruzar a los pares, la exclusiva tienda del magnífico diseñador de moda Juanjo Oliva es la última de esta acera ya que la muy interesante tienda multimarca “The Corner” tiene su entrada por la calle Orellana. Volviendo a bajar Justiniano, nos encontramos con una de las tiendas más exclusivas de antigüedades de Madrid, “Los Gusano”, en el número 10 y en un lugar sin escaparate ni marca aparente. Los entendidos en arte antiguo, saben a qué telefonillo hay que marcar para disfrutar de una colección realmente única y para terminar esta ronda por la calle Justiniano, en el número 8 encontramos la tienda y taller de Carmen Muñoz, donde se crean vajillas y cristalerías pintadas a mano.

En resumen, una calle ecléctica, dedicada a todas las artes y que según muchos, es la más bonita de Madrid. Todas las primaveras, los comerciantes de la calle Justiniano decoran la calle una mañana de sábado, invitan el aperitivo a todos los viandantes y ofrecen ofertas especiales y música en vivo. Si sigues a alguno de los especiales comercios de la calle, te enterarás cuándo. Merece la pena.

Las tiendas de Justiniano también llevan a cabo otras iniciativas, como la actual decoración de los balcones del lado de los pares con frases del insigne Miguel de Cervantes, mejoras en la limpieza de la calle y otras iniciativas que les han valido el sobrenombre, por parte de algunos medios, de “La aldea gala” de Salesas, porque sí, porque son distintos y resisten en esta pequeña, poco transitada y preciosa calle.


Descubre Justiniano